Terapia de Pareja ¿En Verdad Funciona?

Cuando hablamos sobre la terapia de pareja, es muy común opinar sobre ella desde el desconocimiento, provocando así que existan una serie de mitos sobre ella. 

Algunos de los más comunes son:

  1. Es sólo para parejas que tienen problemas.
  2. Si tomamos terapia de pareja, todo puede empeorar,
  3. Yo no estoy loco. ¿Por qué debería de tomar terapia?
  4. Es sólo una pérdida de tiempo y de dinero.
  5. La función del psicólogo es resolver problemas o discusiones.
  6. El terapeuta siempre me echa la culpa a mí.
  7. El psicólogo siempre tiene la razón y vamos a que nos diga qué hacer.
  8. El psicólogo nos dará una serie de pasos para que todo sea perfecto.

Entonces… ¿Qué es la terapia de pareja?

Existen muchas definiciones para este concepto. En el portal GQ encontramos una de mas más completas: 

Es un tipo de psicoterapia en la que un terapeuta con experiencia con parejas trabaja para ofrecer un vistazo dentro de su relación y ayudarles a resolver sus conflictos a través de técnicas terapéuticas. 

Un dato interesante: De acuerdo a un estudio realizado por “The Association of Marriage and Family Therapists” arrojó que 3 de cada 4 parejas que han recurrido a la terapia de pareja, confirmaron que efectivamente vivieron mejoras en su relación.

¿En qué consiste una sesión de terapia de pareja?

En principio, es importante mencionar que dentro de la psicología existen distintas ramas, por lo que del mismo modo, existen distintos acercamientos a la terapia de pareja. Sin embargo, algo en lo que todas estas ramas coinciden es que la clave para toda pareja es la comunicación honesta y asertiva. 

Es por esto que, de manera general, el terapeuta pedirá a los miembros de la pareja que hablen del porqué están en la sesión, que platiquen de su presente, del pasado y, sobre todo, de cuál creen que es el problema central por el que la pareja está atravesando.

El terapeuta casi siempre buscará enfocarse en un problema en específico. Ya que este esté detectado, buscará que ambos miembros puedan ver la relación de modo integral. 

El problema debe de ser atendido por ambos miembros de la relación como un conjunto y no desde las perspectivas individuales de cada quien. Posteriormente, se buscarán soluciones de manera conjunta mientras que el terapeuta realizará las intervenciones que considere pertinentes, pero sin influir en los procesos de cada quien. 

Finalmente, se buscará establecer objetivos muy claros de cara al futuro.

¿De qué sirve la terapia de pareja?

En principio, el objetivo fundamental de la terapia de pareja es mejorar la comunicación de los involucrados con la guía de un especialista, para que, con esto, la relación se pueda consolidar. 

La terapia les permite ver desde una nueva óptica las dificultades que están enfrentando y las posibles soluciones que podrían aplicar. Sin embargo, pensar que tomar terapia de pareja es una solución mágica para todas las relaciones es un error por demás común. 

Un mito muy común es pensar que en 2 o 3 sesiones se llegará a una solución definitiva; la verdad es que una relación de pareja es un proceso constante que requiere del trabajo personal de ambos miembros. 

Si bien, durante la terapia siempre se buscará que las parejas mejoren su realidad, este proceso también puede servir para que los involucrados se den cuenta de que la relación es completamente disfuncional. 

En ocasiones, dos personas están en una relación por los motivos equivocados, y al tomar terapia, esto sale a la luz y se dan cuenta que lo mejor es darla por terminada. 

La terapia jamás buscará que las personas cambien. Cada persona es como es, y si se busca modificar el comportamiento de la contraparte, al final este será un esfuerzo infructuoso. 

Lo que se debe de buscar es que la pareja trabaje en descubrir los problemas que están enfrentando y las posibles soluciones que se pueden aplicar.

Comienza terapia con tu pareja hoy mismo!

La relación perfecta no existe (aunque lo parezca). Todas las parejas enfrentan retos, algunos mayores y otros menores, pero si estos no se atienden en cuanto surgen, a la larga se pueden convertir en problemas de mayores dimensiones. 

Es por esto que la terapia de pareja es un proceso que siempre será recomendado. Debemos dejar los mitos y los tabúes de lado y abrirnos a recibir la ayuda de un especialista. 

Tomar terapia de pareja no significa que la relación está en crisis, por el contrario, significa que estamos dispuestos a que nuestra relación sea incluso mejor. 

¿Quieres conocer más sobre la terapia de pareja? ¡Estamos listos para apoyarte!

Leave A Comment